Escrito por Tendenzias

¿Las películas de superhéroes están en decadencia?

 Via Flickr

No todavía, pero sucederá pronto. Es la premisa de un muy interesante artículo del influyente crítico del New York Times, A. O. Scott, quien sostiene que “El caballero de la noche”, “Iron Man” y “Hancock” han alcanzado la cima del género, y que ahora sólo queda la decadencia y la repetición. ¿Será así?

Scott escribió que esas tres películas “representan el apogeo, con lo cual me refiero no sólo a un nivel de calidad e interés sin precedentes, sino también al comienzo de una declinación. En sus muy diferentes maneras, esas películas descubren los límites del género de superhéroes actual. No es mi intención generar enfrentamientos con fans devotos o críticos deslumbrados. Estoy dispuesto a reconocer que ‘El caballero de la noche’ es todo lo buena que puede ser una película de su tipo. Eso, sin embargo, puede ser un elogio demasiado tibio. Sin duda Batman, un ícono de la cultura popular estadounidense desde hace casi setenta años, le proporcionó a Nolan (y a su hermano y coguionista Jonathan) una plataforma para sus ambiciones artísticas. No se puede pensar en hacer un thriller psicológico, ni siquiera un melodrama policial urbano, y contar con un presupuesto de 185 millones de dólares como el que Nolan tuvo a su disposición en ‘El caballero de la noche’. Esa suma, además de cubrir el costo de algunos sets y secuencias de acción asombrosos, permitió a Nolan y a su equipo crear una atmósfera visual perfecta y sugerente, un paisaje nocturno gótico que a menudo se percibe desde el aire”.

Pero Scott cree que las películas de superhéroes tienen reglas que no pueden evitarse: la pelea final entre el bueno y el malo, y la lección moral que deja. Esta regla es, justamente, lo que quita fuerza a estos filmes.

“El momento culminante tiene que ser una lucha con el villano durante la cual debe articularse la simbiosis del bueno y el malo que está implícita en toda la película. El final debe quedar abierto a una continuación”, dice Scott. “En cuanto el protagonista está listo para la batalla, la originalidad desaparece de la película y se imponen los imperativos comerciales: el gran enfrentamiento, la acción a gran escala. (…) La desilusión es producto de la forma en que la película formula temas serios y solemnes para luego… volver a formularlos. ¿Qué tipo de héroe necesitamos? ¿Dónde está la línea que separa la justicia de la venganza? ¿Cuánta autonomía deberíamos sacrificar en nombre de la seguridad? ¿Se justifica la pérdida de una vida inocente? Se trata de preguntas fascinantes, y hasta apremiantes, pero proclamarlas, como hacen prácticamente todos los personajes de ‘El caballero de la noche’ en algún momento, no es lo mismo que explorarlas”.

Mencionar estos temas, dice Scott, es lo máximo que se puede hacer. “Estos pobres cruzados incomprendidos deben generar grandes ganancias en el plano global y satisfacer a un público sediento de la emoción de la novedad y la comodidad de lo familiar. ¿Es sólo una impresión mía o ya se empieza a notar el agotamiento?”.

Aquí, el artículo completo del New York Times.

Aquí, una buena traducción aparecida en el Clarín de Buenos Aires

¿Las películas de superhéroes están en decadencia?
39 votos

BlogPeliculas.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos